Tuesday, July 08, 2008

¿Huevos al desayuno?


Para satisfacer el apetito siempre creciente de huevos, la industria avícola (como cualquier otra industria contemporánea) ha debido crear distintos métodos para aumentar la producción y disminuir el tiempo requerido para llevarla a cabo.

Como cualquier otra propiedad, las gallinas que son utilizadas para tal propósito, son vistas y tratadas como simples medios para un fin, que en este caso, es el lucro de sus dueños.

Por razones obvias, de esto se deduce que cualquier dueño de esta propiedad busque aumentar el número de gallinas “ponedoras”, el número de huevos que pone cada una de ellas, y disminuir el espacio en el que cada una lleva a cabo su "producción". Como resultado de esto, aparecieron (entre otros métodos) las jaulas-batería.
En estas jaulas de dimensiones ínfimas, son confinadas tantas gallinas como sea posible. Bajo este sistema se “produce” la gran mayoría de los huevos que son comercializados en el mercado nacional e internacional.

Pero vamos desde el principio.

Huevos fecundados son llevados por miles a las salas de incubación. Estas salas están llenas de estanterías, y dentro de cada uno de sus cajones nacerán decenas de polluelos que pasarán a ser parte de la industria. Estos bebés jamás conocerán a sus progenitores ni a nadie parecido a una figura materna o paterna.

Debido al alto grado de hacinamiento, muchos polluelos tratando de nacer morirán aplastados por aquellos que hayan nacido antes. Otros, por la misma razón, nacerán con distintas malformaciones.

Como cualquiera puede imaginar, la industria de los huevos solo necesita hembras, y como en cada camada nacen indistintamente hembras y machos, estos últimos son inservibles para la industria.

Por lo tanto, junto a las miles de cáscaras de huevo y polluelos que nacieron con malformaciones, todos los bebés macho serán llevados a la trituradora o lanzados al basurero, en el que morirán sofocados, deshidratados o de hambre en unos cuantos días.
Estas criaturas, que debieron haber nacido libres, desarrollarse entre los de su especie, llegar a ser gallos plenos y autónomos, fueron condenados a una existencia en la que lo único que conocieron fue dolor, angustia, sufrimiento y muerte. .. simplemente porque el humano vió en ellos nada más que un "recurso".

Las sobrevivientes deberán pasar, sin embargo, muchas mas penurias que sus desdichados hermanos. Su segunda gran prueba será el corte de pico. Éste proceso se lleva a cabo con tijeras o hierros calientes que mutilan a las futuras gallinas, una por una, previniendo que sus picos vuelvan a crecer. Esto se suele hacer dentro de los 10 primeros días de vida.
El procedimiento genera un intensísimo dolor y sufrimiento posterior, malformaciones, infecciones e incluso la muerte.

El corte de pico es esencial para la industria de huevos por diversos factores. Por un lado, esto hace que las gallinas no elijan su alimento y por lo tanto coman cualquier cosa que les pongan por delante, por antinatural que sea para ellas (como la harina de pescado). Por otro lado, esto también disminuye las posibilidades de muertes por canibalismo, comportamiento muy frecuente dentro de la industria, debido al hacinamiento, stress y sufrimiento que deben soportar durante toda su vida, lo que provoca serios trastornos psicológicos.
De esta manera se puede hacinar a más gallinas, sin las pérdidas económicas que significa el que se picoteen hasta la muerte.

Una vez en su nuevo “hogar”, ellas pasarán sus vidas tan abarrotadas, que jamás podrán siquiera estirar sus alas. Sus patas serán cercenadas por los alambres sobre los cuales estarán obligadas a permanecer paradas durante la totalidad de sus miserables vidas. En estas jaulas muchas de ellas morirán, y la gran mayoría vivirá enferma debido a las condiciones deplorables en las que se encuentran.
Ninguno de sus intereses, por básicos que sean, son tomados en cuenta, simplemente porque para el humano éstos son inexistentes. Una gallina es una propiedad. Es una cosa. No tiene intereses, ni tiene derechos.

Todas las gallinas pasan por su período fértil, en el que ponen la mayor cantidad de huevos (ayudadas por un número no despreciable de hormonas y otras drogas que hacen aumentar la “producción”). Luego de éste período, pasan por otro bastante prolongado (para los estándares de la industria) en el que su producción disminuye o cesa. Para acortar este período, se les priva de alimento y agua, por al menos 2 semanas, para forzar la llegada del siguiente período fértil. Muchas gallinas morirán durante este proceso.

Así permanecerán por cerca de 2 años. Luego de esto, saldrán de sus jaulas por primera vez en sus vidas. Finalmente verán la luz del Sol, mientras son llevadas a un camión… que las llevará al matadero. El calvario que les espera aún es horrendo, pero al menos ya se vislumbra un fin.

Un fin a tanta miseria, dolor y sufrimiento. Un fin a una vida llena de privaciones y tortura.

Una vida en la que jamás pudieron cobijarse bajo las alas de su madre; en la que nunca pudieron darse baños de sol y tierra; en la que no pudieron siquiera abrir las alas. Una vida que jamás pudieron vivir.

Todo por la codicia del humano, que es capaz de cerrar sus ojos, olvidar la empatía y el respeto, y negar toda evidencia, para justificar el hacer de otros sus esclavos, tal como lo hiciera con otros humanos hasta hace no mucho tiempo.

Después de una vida en penurias, un corte en la garganta pondrá fin a sus vidas, y marcará quizás el reencuentro con sus, después de todo, “no tan” desdichados hermanos.

La ignorancia, es la principal arma del opresor. El conocimiento, es la principal arma de la justicia.
Tú puedes poner fin a esto. La decisión, está en tus manos, en tu plato y en tu boca.
-----------------------------------------------------------------------------------
Nota al margen: El Veganismo no se basa en conceptos como la “crueldad”, ni en las formas que esta pueda tomar, sino en la empatía, el respeto y la justicia hacia todos los animales; por lo mismo busca poner fin a cualquier tipo de discriminación, opresión y/o explotación (a humanos o no-humanos indistintamente), sin importar si se lleva a cabo de manera industrial, familiar o individual. Es la injusticia en que se basan éstas, y no la manera en que se lleven a cabo, lo que fundamenta el movimiento vegano.

Dar a conocer la realidad que hay detrás de la explotación animal en el siglo XXI no busca graduar moralmente distintos tipos de explotación (buenos-malos, mejores-peores), sino simplemente informar a la población sobre los procedimientos estándar de la industria ganadera.
Samuel.

12 comentarios:

  1. SAMUEL:

    Aun conocedores de ésto muchos siguen creyendo que hacen un enorme aporte a los animales no humanos siendo vegetarianos,muchas veces dicen sentirse atacados por los veganos,aduciendo solo que los veganos creemos estar en superioridad por lograr un cambio mas radical (cosa que por mi parte no es cierta ya que nadie esta excento de ser vegano), hay muchos que dicen estar aportando debidamente al salir a las calles a manifestar el descontento que en sus corazones repletos de sentimiento de urgencia hay,para nada es un ataque a vegetarianos pero ya lo he preguntado en muchas ocaciones porque con tanta comprension y razon frente al abuso del resto de los individuos de este planeta, se hace poco relevante el tema del consumo de huevos y lacteos? pero nadie ha respondido.
    cuando yo era vegetariana me sentia en constante proseso al veganismo, aun cuando ignoraba el detalle de lo ke konlleva el consumo de lacteos y huevos,pero me doy cuenta que hay muchos que patentan su postura como una intransable ayuda a "la liberacion animal" con años y años de vegetarianismo constante pero no evolutivo, eso me llama poderosamente la atencion, será el ignorar detalles como los ke has señalado en éstas crueles practicas?, o será el conformismo absurdo?.

    gracias por poner a disposicion de todos el conocimiento*

    adios*

    ReplyDelete
  2. A mi ,lo que me parece también aberrante y egoísta es que le inyecten hormonas a las vacas,para producir lo doble de leche,todas esas expoliaciones de los seres vivos deberían acabar,por que se supone que poseemos inteligencia y recursos.

    ReplyDelete
  3. Hola Katta,

    Dicen por ahí, que en las raíces de toda explotación, opresión y/o sufrimiento innecesario hay "codicia, ignorancia y/o falsas creencias."

    Creo que por ahí está la respuesta.

    Como dijera Donald Watson hace mas de 60 años, debemos aceptar que el vegetarianismo, no es mas que un paso entre el omnivorismo y el veganismo.

    Solo queda hacer lo posible porque la gente lo vea y entienda, lo asimile y lo practique. Si hay ignorancia, informemos. Si hay miedos, desbaratémoslos. Creo que eso es lo único que separa a muchos vegetarianos del veganismo.

    Un abrazo.

    ReplyDelete
  4. El escriba,

    Ciertamente, aberraciones son pan de cada día, precisamente por nuestro egoísmo.

    Y ese egoísmo se manifiesta en sus raíces, en el considerar a los demás animales como cosas, sin aceptar su individualidad e intereses.

    Abolir, no regular, es la única solución real para los demás animales.

    Y esa abolición, comienza con nosotros. Hoy. En nuestra próxima comida.

    Muchas gracias por pasar.

    ReplyDelete
  5. CREO QUE TODO ES CAUSA Y EFECTO, ASI COMO MALTRATAMOS LAS AVES,ES NUESTRA RESPONSABILIDAD LA EXISTENCIA DEL "VIH AVICOLA" MAS CONOCIDA COMO GRIPE AVIAR LA CUAL AMENAZA SU PROPAGACION CON LA AVES MIGRATORIAS, EL ALTO PRECIO QUE DEVEMOS PAGAR.
    AMIGO SAMUEL, TAMBIEN SERIA BUENO MENCIONAR EL DAÑO QUE LE CAUSA LA EMPRESA PRIVADA A LOS SALMONES EN SUS CRIADEROS Y EL GRAN DAÑO QUE GENERA AL ECOSISTEMA.

    ReplyDelete
  6. Una ve me toco ir a santuario de índigenas a una ceremonia religioso, y se pedía perdón y permiso a loa anímales que se sacrificaron.

    Mi papa que siempre ha sido granjero me decía que matar a un ánimal implica pericia y respeto se debe procurar que no sufra, porque nos alimenta, pero este mundo industrializado donde todo se produce y se mata a lo macro hemos olvidado que los seres de los cuales nos alimentamos también sienten, viven y desarrollan capacidades afectivas.

    ReplyDelete
  7. Uf honestamente tu artículo me dejo reflexionando. Recojo el último punto,cuando señalas que "Dar a conocer...sino simplemente informar a la población sobre los procedimientos estándar de la industria ganadera".

    En ese informar tus datos,y por sobre todo la forma en qué lo plantes resuena. Y en ese sentir es que despierto a otras ideas.
    Personalmente,práctico yoga, señalo esto porque no sólo la práctica sino el ambiente en el cual me desenvuelvo propicia el vegetarianismo,sin embargo,no lo soy. Consumo poca carne,pero finalmente lo hago.
    Mm...el tema me parece mezquino que lo sintetice en una post. Pero por ahora me voy reflexiva ante lo leído.

    Gracias
    saludos,
    Miserere.

    ReplyDelete
  8. alvaro: respeto hacia quien? hacia el animal? como? si de cualquier forma se le está tratando nada
    mas que como alimento. Entiendo lo que dices, yo no soy vegan y mi familia esta muy ligada al campo,
    pero tambien entiendo lo que dice Samuel y creo que respeto no es solo algo que se siente sino algo que
    también se puede llevar a cabo día a día, estes donde estes.

    miserere: a mi me pasa algo aprecido, practico pilates y por asuntos de salud en mi familia se come "sano"
    , entre comillas porque a pesar de que se come poca carne, es carne al fin y al cabo, además de que
    tomamos leche, miel y un monton de productos derivados de animales que uno ni siquiera se da cuenta!!

    te estoy robando tribuna samuel! pero fijate que al menos algo, de todo lo que te he preguntado y me has
    contado, me queda :)

    ReplyDelete
  9. Nightwish,

    Dicen por ahí que “todo se devuelve”. Pero me parece muy triste y lamentable que sólo reaccionemos cuando algo nos toca de vuelta.

    Es más, creo que este tipo de “devoluciones” no generan conciencia ni resuelven el problema, por cuanto cualquier posible reacción o “cambio” en el actuar del humano con respecto a los demás animales, será gatillado por el mismo egoísmo y falta de empatía que creó el problema en primer lugar.

    “Explotar a las gallinas de esta manera nos causó problemas” dirán algunos. ¿Solución? “Explotémoslas de esta otra manera entonces”.

    Y todos felices porque ya no tenemos gripe aviar, ni el síndrome de la “vaca loca”, ni el daño medioambiental por las salmoneras. Todos felices… los victimarios. Porque para las víctimas todo sigue igual. Seguirán siendo usadas, se les seguirá quitando la libertad y cualquier oportunidad de vivir sus vidas de forma natural, y todas terminarán en una muerte brutal e innecesaria.

    Sin embargo, el destino de estas industrias sigue estando en nuestras manos. Y en gran parte en nuestros tenedores.

    Gracias por pasar.

    ReplyDelete
  10. Alvaro locx,

    Concuerdo con lo que dice Natalia. No creo que pueda existir noción de respeto alguna al tratar a alguien simplemente como un medio para nuestros fines, o sea un algo, en este caso como "alimento".

    Si mañana, miembros de una tribu indígena me tomaran cautivo, para matarme y comerme, creo que ni todas las oraciones, disculpas, etc. cambiarían en lo más mínimo el horror que me tocaría vivir.

    Ciertamente, si es que "piden permiso", en ningún caso se detienen a esperar que ese permiso les sea entregado por la víctima, porque obviamente, lo mas preciado para la víctima es su propia vida y jamás la entregaría así porque sí. No hay permiso de por medio. Hay imposición.

    El respeto no es algo que se pide, es algo que se vive. Y nada es menos respetuoso que violentar y/o matar a alguien.

    El problema sigue siendo que solo vemos como un alguien a los humanos. A pesar de que entendemos que los demás animales, como tu bien dices, son seres con capacidades afectivas, que sienten y aprecian su propia vida, obviamos o ignoramos todo eso al momento de decidir tratarlos como cosas y tomar sus vidas para satisfacer nuestro paladar, sea esto con rituales, sea en el campo, o en una mega-industria.

    Muchas gracias por pasar.

    Samuel.

    ReplyDelete
  11. Increible el reportaje, lo has contado muy bien.
    Si algo me ha encantado de lo que has dicho y voy a utilizarlo es la frase: "La ignorancia, es la principal arma del opresor. El conocimiento, es la principal arma de la justicia" puesto que muuuchas veces que cuento algo así a mis amigos no veganos que dicen amar los animales, me contestan,¿por qué me lo cuentas?, yo no quiero saberlo....
    ¿increible,no?

    ReplyDelete
  12. :) Al menos no estoy sola komo a veces me siento en esta lucha...
    un abrazo hermano!!!

    ReplyDelete